1ª parte - PESCA EN KAYAK EN VILLA GESELL A MAR ABIERTO- CONSEJOS

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

1ª parte - PESCA EN KAYAK EN VILLA GESELL A MAR ABIERTO- CONSEJOS

Mensaje  querespescar_admin el Miér Abr 13, 2011 1:51 pm

PESCA EN KAYAK EN VILLA GESELL A MAR ABIERTO Y FONDO DE ARENA
Índice de temas:
Cómo elegir colores
Cómo preparar el motor del kayak
Cómo remar en kayak
Cómo informarnos del pronóstico y la marea de ese lugar
Cómo influyen los vientos
Cómo navegar en mar abierto
Cómo calcular la distancia de la costa
Cómo prevenir situaciones de riesgo o peligro
Cómo preparar los accesorios para pescar en kayak
Épocas del año más y menos rendidoras en Gesell
El mejor viento para entrar al mar



Basilio Agustín Benítez
Villa Gesell 7165
Chalet Edén: Alameda 203 nº 93 (y bosque reserva Gesell)
T.E.: 02255 45-3079
NEXTEL 54*543*1735 Celular 02255 15 48 54 88
EMail: bbenitez@gesell.com.ar
EMail: hermiprop@gesell.com.ar
Capital Federal Charcas 2735 9º A - Código 1425
T.E. : 011 4829-1550
www.hermiprop.com.ar

Cómo elegir colores
Cuando podamos elegir el color del kayak, del salvavidas, del traje de neoprene y
del remo, recordemos siempre que los colores más visibles en el mar, son:
el rojo, el naranja, amarillo fluo y aluminizado reflejante.
Elija estos colores brillantes (no de los apagados) para su kayak, ropa y accesorios.
Los colores menos visibles, que se mimetizan a la distancia, se confunden
con la espuma de las rompientes de mar adentro y por tanto los más peligrosos en
un accidente: azul, gris, celeste, verde, negro y blanco.
Cómo preparar el motor del kayak
En el mar, el motor de nuestro kayak, es nuestra capacidad y resistencia para remar. Lo ideal es que lleguemos a ser una máquina de palear con un ritmo constante y
Haciendo cada vez mayores distancias. Cuando por limitaciones de trabajo o clima,
No podemos salir frecuentemente, conviene que hagamos ejercicios periódicos con pesas y aeróbicos para no peder la fuerza, el aire y la resistencia muscular.
Cómo remar en kayak
Los que nos acostumbrados a remar en botes, tendemos a recostarnos en algún
Respaldo hacia atrás, poniendo las piernas estiradas y haciendo fuerza con los brazos
Solamente, tirando del remo hacia atrás. Pero la posición en el kayak es diferente,
Pues tenemos que poner las piernas medio flexionadas y los pies apoyados en un tope, con los talones juntos. La posición para remar, es inclinada hacia delante para hundir
La pala, tan lejos como podamos llegar, a fin de comenzar una remada larga y que termine lo más atrás posible. Con el remo hacemos largas brazadas como de crol, impulsando el kayak hacia delante con la parte de abajo del cuerpo. La tracción de la pala en cada brazada se transforma en avance, solamente a través del cuerpo. La
Espalda no cuenta, pues la misma tracción tiende a alejarla del respaldo. Si el kayak
No tiene apoya-pies, para el largo justo de nuestras piernas medio flexionadas, hay
Que poner uno, a fin de afirmar los pies, para que como dijimos antes, nuestros talones queden juntos y los pies en v. Hemos de quedar calzados dentro de kayak, para poder equilibrarlo y dirigirlo con la cintura y el balanceo de nuestro cuerpo.
Tengo un metro ochenta y dos, y piernas largas, pero como no lograba hacer tope
Con los pies en el Atlanti K1 (en lugar de suplementar poniendo una apoya-pies de madera, goma o tergopol, como lo hacía al principio) he puesto una pequeña tabla de barrenar de niños (de tergopol de 8 cm. de espesor) atada y bien sujeta con un tensor
Al tambucho, y entre éste y el respaldo del asiento. De esa manera, puedo llegar
Bien con las piernas flexionadas, y lo que es mas importante, cargo mi peso
Unos centímetros más adelante y cerca del centro del K1, y puedo afirmar mis
Pies sobre la tapa del tambucho de proa, al poner los dos agarres salientes en posición vertical.
El remo debe ser empuñado de tal forma que las manos queden levemente más apartadas que el ancho de los hombros. Si empuñamos el remo más cerca de las
Palas, tendremos mayor empuje, pero resultará más cansador.
Es bueno que podamos reconocer fácilmente cual es la posición ideal para tomar el remo, poniendo en el medio de éste, una marca, etiqueta o pintado, para reconocer
De inmediato como tomarlo bien, sin tener que estar mirando las palas.
Cada remada debe ser efectuada con ambas manos: una mano tira hacia atrás,
Mientras la otra simultáneamente empuja hacia delante. El brazo que empuja hacia adelante ha de quedar casi completamente estirado. Se emplea la fuerza de los dos brazos juntos, y se hace la remada tan larga como sea posible, acompañando con un movimiento de cintura de giro del cuerpo hacia atrás. La pala se sumerge de forma
que la superficie del agua apenas la cubra y el mango de remo ha de pasarse rozando
Los costados. Levantar el remo tipo molinete, empleando golpes fuertes, rápidos y cortos, resulta ineficaz y dañará los músculos de los brazos. Mejor es la remada lenta, rítmica y más larga, hecha con todo el cuerpo, de la cintura para arriba y acompañando con la rotación del tronco, cada remada. Además, cuando la remana sea hecha con fuerza y sincronización, sentiremos que esa potencia que ponemos en la pala, se
Traslada al pie del mismo lado que presiona hacia delante, impulsando el avance.
Esto lo llamamos: “pedalear cada remada”, pues algunos de nosotros también
Hacemos bicicrós, y disfrutamos al trepar las olas pedaleando a toda potencia.

Cómo informarnos del pronóstico y la marea de ese lugar
Consultemos www.windguru.com/es para prever la velocidad y dirección
del viento (para ver la velocidad en Km/h cliqueá en nudos hasta que aparezca), y la altura y dirección de las olas en la localidad en que estamos parando. No es del todo exacto, pero nos advierte de situaciones que pueden ser peligrosas, por cambios súbitos de fuertes vientos que pueden llevarnos mar adentro, o paralelamente a la costa, o que
nos impidan avanzar remando hacia la costa.
Para saber el pronóstico de los próximos 10 días con sus posibles efectos sobre
nuestra salud, podemos buscar:
http://espanol.weather.com/weather/10day-Villa-Gesell-ARBA7165
Para conocer las mareas en esa localidad, podemos imprimir las tablas que están en www.hidro.gov.ar/ Para tener un paneo geográfico general de la costa en la que
estamos, desde el satélite, podemos buscar en Google Earth.
Siempre que entramos al mar, lo hacemos habiendo planificado que vamos a hacer
tratando de prever todas las situaciones de emergencia posible, o si algo sale mal.
Cómo influyen los vientos
No es aconsejable navegar el kayak con vientos superiores
a 25 kilómetros, ni con olas de más de 1 metro de alto.
En tierra podemos calcular la velocidad del viento con un anemótretro (hasta podemos hacernos uno de fabricación casera buscando en Google), o a “grosso modo”, sólo como una forma de referencia natural por su efecto en los árboles, tal como se tabula en la escala de vientos. Si alguno le interesa, pueden consultar estas fuentes: http://www.pescaenkayak.com/foro/forum/forum_posts.asp?TID=3153
http://www.ikkaro.com via wikipedia
http://es.wikipedia.org/wiki/Escala_de_Beaufort
Para simplificar:
a 10 km sólo se mueven las hojas de los árboles (de 0 a 10 “el mejor viento”);
a los 25 km se sacuden las ramas;
a los 35 km se sacuden los arbolitos;
a los 50 km se sacuden los árboles grandes y
hay riesgo de naufragio aún con embarcaciones mayores.
No propongo tomar esta escala como un indicador exacto, pero si experimento
su utilidad práctica al ir a la playa cada día antes de entrar al mar, para comprobar
cual es la fuerza del viento, las olas y el estado de la marea, que a veces varía en ese lugar, y no es el que indican Windguru Argentina, los partes meteorológicos, ni de hidrografía naval. Al evaluar las condiciones para navegar y pescar en kayak, hemos
de tener en cuenta, que cada día en el mar es distinto y único: hay una multitud de variables meteorológicas que combinadas, lo hacen irrepetible; además de esto,
también tenemos que evaluar como estamos internamente ese día: si estamos sanos,
si la fuerza necesaria, si estamos con buen ánimo, o nooo… Discernir lo mejor y lo
peor de ese día es lo difícil. Pero todos nuestros errores de apreciación externos e internos, nos serán corregidos por la experiencia, desde que pongamos el kayak en el agua hasta que salgamos. Así, la naturaleza nos irá enseñando… demostrándonos de manera práctica, cuáles fueron nuestros aciertos y errores de evaluación.
El viento produce las olas. Actúa sobre la superficie del agua moviéndola según su
dirección y fuerza. Si el viento es leve, variable o de corta duración, el movimiento
que trasmite al agua no será inmediato. Pero si el viento se pone fuerte, creciente y
se clava en una dirección, modificará el estado del mar rápidamente. Además el
viento, para transferir energía y movimiento a las ondas necesita espacio, por tanto,
si viene de la costa levantará menos olas, que si viene de mar abierto. Puede suceder,
que en el momento que navegamos tengamos vientos locales suaves, pero haya mar
de fondo y grandes olas que son el producto de fuertes vientos que soplaron en el
mar a muchos kilómetros de distancia.
Cuando estamos en el kayak mar adentro, podemos calcular la velocidad del viento:
Si no pasa 1 km el mar esta planchado.
De 1 a 5 km comienza a moverse, rizarse y formarse olitas.
De 6 a 11 km, se encrespa con serie de olitas pequeñas que no rompen.
De 12 a 19 km, las olas en serie con crestas aisladas que rompen.
De 20 a 28 km, olas que se inflan, se levantan con corderitos abundantes.
De 39 a 49 km, olas grandes puntiagudas, con crestas de espuma blanca.
Cómo navegar en mar abierto
Cuando entramos y salimos del mar, lo primero que hemos de considerar es:
¿Hacia dónde va la corriente o deriva? (podemos preguntar a guarda vidas o surfistas)
¿Cuál es la dirección de las olas? (se ve a simple vista)
¿Cuál es la dirección del viento? (que para navegar con kayak, son vientos no fuertes)
¿Cuáles de estos movimientos son los más fuertes en este momento?
Para luego tratar de aprovechar al máximo el empuje que nos dan esos elementos
de la naturaleza. La táctica que seguimos, es tratar de poner en la popa de nuestro kayak, la mayor fuerza de empuje, ya sea de la corriente, las olas y la del viento.
O bien, la buscar la alianza y posible directriz de esos movimientos, para que nos ayuden a remar con menos esfuerzo y mayor rapidez en el desplazamiento.
Así, elegimos de antemano, cuál será la trayectoria y los cambios de dirección
que hemos de seguir para llegar a destino, no luchando contra la naturaleza,
sino aprovechando sus vectores de fuerza.
En aguas profundas, las ondas suelen ser sinusoidales, redondeadas y aunque a
veces son altas, no rompen y se presentan en largos intervalos. Éstas no constituyen peligro de vuelco y al remar podemos mantener un rumbo fijo.
Pero cuando las olas se vuelven más cortas, frecuentes y encimadas, y cada vez
más altas y puntiagudas, la cresta se curva hacia delante rompiendo, pudiendo volcarnos, o sacarnos del rumbo constantemente mientras estamos remando.
Con marea en bajante hay que tener mayor cuidado, pues las olas de mar adentro, pueden comenzar a inflarse y elevarse cada vez más, llegando a formar corderitos
en sus crestas y volviéndose peligrosas para mantener la estabilidad.
Y en bajante también, las olas se enrollan en forma de tubo, (aquí se las llama “olas chupadas”) se levantan en el escalón (donde comienza el segundo canal), rompen
sobre el banco donde hay poco nivel de agua, cayendo como guillotina, estallando
con gran ruido y salpicando fuerte, lo cual al salir con el kayak nos puede producir, vuelcos violentos y clavadas de punta. Son lo opuesto a las “olas gordas” que se
inflan suavemente y van rompiendo como desparramándose en espumones. No
subestimemos las olas gordas que vienen armándose de lejos, porque traen mucha
fuerza y cuando arremetemos para cortar el espumón, nos pueden hacer retroceder varios metros.
Cómo calcular la distancia de la costa
A 500 a 800 metros de distancia de la costa es donde por lo general, encontramos
la mejor pesca en kayak, en nuestras costas de mar abierto y arena. Actualmente,
las mejores pescas, las hago a más de 7 metros de profundidad a 700 de la costa.
Podemos calcular la distancia que tenemos con la costa:
a los 150 metros se ven los ojos de las personas como sombra o mancha
a los 300 metros vemos las manos y el óvalo de la cara;
a los 600 metros vemos las cabezas como un punto;
a los 800 metros vemos las siluetas de la personas pero no se les destaca la cabeza.
Estos resultados fueron verificados con telémetros manuales láser. Cabe destacar
también que las distancias parecen mayores cuando está muy nublado, hay bruma,
o cuando hay mucha luz y mucho calor.
Cómo prevenir situaciones de riesgo o peligro
Sólo se aconseja salir a mar abierto en grupo. Un remero solitario en mar
agitado demuestra su imprudencia y pone en riesgo su vida y la de quienes
quieran ayudarlo en una emergencia.
Al salir al mar con el kayak conviene que avisemos a personas que estén en el
lugar de partida, diciéndole hacia donde vamos y a la hora aproximada que volveremos. Si hay personas que están en la playa vigilando que nadie se ahogue, avísales como son las señales de pedido de socorro desde un kayak con el pito:
tres silbidos cortos y fuertes; o con el remo tomándolo con las dos manos y levantando una de sus palas como una bandera en alto. El remo queda erguido, perpendicularmente al kayak y haciendo un movimiento giratorio y rápido.
Además es conveniente que llevemos el número de celular de los del balneario
de ese lugar y de los guardavidas para llamarlos en caso de necesidad.
Si al volver de mar adentro, en la playa hay mucha gente en temporada alta, conviene que se ponga de acuerdo, para que cuando el guarda vida lo vea volver,
lo ayude a traer el kayak de atrás de la segunda rompiente, donde usted se bajará para evitar accidentes en la rompiente, ya que el kayak cargado se pone muy pesado y difícil de controlar.
Siempre cuidémonos de la insolación, de la hipotermia y del “mal del mar”
(mareos o cinetosis) que son mucho más peligrosos, si tenemos algo de alcohol en sangre. Si practica kayak es mejor que no tome. Es peligroso consumir alcohol
u otras drogas, porque al mezclarse con la adrenalina que nos produce el kayak en
el mar, se hace un cóctel de falsa confianza, temeridad y falta de reflejos.
En las primeras salidas es inevitable la excesiva adrenalina, estado de agitación e hiperlucidez, que pueden persistir aún después de la excursión. Pero al salir varias
veces, tomando todos los cuidados, vamos ganando en calma, prudencia y
relajación, y podemos disfrutar cada vez más de la navegación y de la pesca.
Para entrar al mar, palear y salir, sobre todo cuando hay viento y grandes olas,
hemos de tener tranquilidad y paciencia. La impaciencia e impulsividad propia,
de nuestros compañeros de salida, o de quienes quieren ayudarnos, nos pone en
riesgo a nosotros y a ellos. Siempre tenemos que saber esperar con paciencia
(sin perturbarnos ni agitarnos y sin dejarnos perturbar por otros) el momento oportuno para entrar o salir.
Conviene que la noche anterior a la salida en kayak no tomemos alcohol, durmamos bien y al levantarnos no desayunemos con mate ni café pues sobre estimulan el sistema nervioso central, que ya estará suficientemente alterado al tener que percibir
en el mar movimientos muy complejos a los que no está acostumbrados (sobre todo
los de aceleración vertical).
Necesitamos tener concentración, lucidez, en paz y no estar excitados, agitados y ansiosos. Aunque tenemos que acostumbrarnos que en el mar, aún en las mejores condiciones, al salir con el kayak, vivimos una experiencia intensificada y extrema. Como nuestras reacciones en el mar, deben ser inmediatas, instantáneas,
el tiempo se nos extiende, se expande, porque nuestra conciencia se intensifica, concentra y amplifica y en tres horas de una salida, tenemos la sensación que hubiéramos vivido mucho más tiempo.

querespescar_admin
Admin

Mensajes : 177
Fecha de inscripción : 13/04/2011

Ver perfil de usuario http://www.querespescar.com.ar

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.