4ª Parte - PESCA EN KAYAK EN VILLA GESELL A MAR ABIERTO- CONSEJOS

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

4ª Parte - PESCA EN KAYAK EN VILLA GESELL A MAR ABIERTO- CONSEJOS

Mensaje  querespescar_admin el Miér Abr 13, 2011 1:45 pm





Cambiemos una mala costumbre

Cuando salgamos del mar con otro u otros kayaks, una vez que dejemos el nuestro asegurado en la playa, acostumbrémonos a “marcar” lo mas cerca posible, a cada
uno de los que van saliendo, aunque nos parezca que las olas son bajas y nada les
puede pasar. Tenemos que estar siempre listos para socorrer, pues no sabemos en
que instante se puede producir un accidente, enredos, una caída con golpes y heridas (sobre todo si hay rocas), o pérdida del sombrero o pescados. Dejemos la costumbre
de contemplar pasivos desde afuera y riéndonos de los bloopers, para correr y ayudar diligentemente, aunque no pase nada. Cuando esto, otros lo hagan con nosotros,
aunque no nos pase algo grave, vamos a estar agradecidos, por esa demostración de amor y cuidado.
Cómo bajar antes de la rompiente
Cuando venimos de mar adentro (con el tambucho cargado de gran cantidad de
pescados) primero, observemos con cuidado y esperemos la serie de olas bajas y
pasada la primer gran onda, y antes de la primer rompiente, es mejor desmontarnos
del kayak deslizándonos suavemente por el costado que no llevamos las cañas.
De esta manera, nos pararnos donde hacemos pie, para evitar riesgos innecesarios.
Cuando nos bajamos, inmediatamente agarramos el remo con los tensores, y
tomamos el kayak con las dos manos de la manija de proa, haciéndolo girar hasta
que quede perpendicular a la rompiente. Después seguimos mirando el tamaño de
las olas que vienen y llevándolo, mientras les damos la espalda a las olas, saltándolas
y guiándolo desde la proa y levantándolo en cada rompiente, como cuando entramos para pasar atrás de la segunda rompiente. Si las olas rompen muy fuertes hay que
tener cuidado con el tirón violento y brusco que nos pega en brazos y hombros, al golpear la rompiente con el casco del kayak. Nunca nos pongamos adelante del
kayak pretendiendo guiarlo tomándolo de la proa, pues seguramente cuando lo
choque la rompiente, se volverá ingobernable, se dará vuelta, se nos vendrá encima
y nos golpeará duro.
Cuando volvemos a la costa con marea alta y la primera ola es alta, grande, en
tubo y estruendosa, generalmente si nos bajamos antes de la rompiente no vamos a hacer pie y la cosa se complica. Por tanto si la ola se levanta mucho, quiere decir que hay abajo, la misma profundidad que la altura de la ola, por tanto en esa ocasión, no
nos queda otra que largarnos a la gran rompiente sabiendo que caeremos de 1 metro
con 50 de lo alto de la ola, a unos 30 o 50 cm. de agua que hay en el banco, justo delante del escalón o veril.
Sabiendo esto tomamos velocidad, levantamos la proa, tirando todo el peso hacia
atrás, como haciendo willis, para no clavarnos de punta en el banco, pero estando
bien dispuestos para el panzazo, lo mas relajados posible para la caída, sin rigidez
ni resistencia, pero paleando a full, tratando de seguir sin ser desviados por la gran rompiente.
Nunca el kayak ha de quedar suelto, ni dando el costado a la rompiente. El mayor peligro de accidentes con el kayak en el mar, se
presenta al entrar y al salir, cuando se nos escapa y queda suelto poniéndose
de costado a la rompiente, ya que si lo revuelca y arrastra una fuerte ola orillera,
lo convierte en un peligro que produce graves traumatismos a los niños y también
a adultos por más fuertes que sean. Y si algún comedido pretende atajar el kayak de frente cuando viene de costado, saldrá magullado o lastimado.
Cuando hay fuertes rompientes, el kayak tiene que estar siempre bajo nuestro control y en una zona sin gente, para no causar daño a los que están por ahí, o a los que vienen a recibirnos con alegría o por curiosidad, sin darse cuenta de este peligro.
Si estamos mar adentro o por salir, para evitar caídas al agua, cuando estamos
en riesgo de ser volteados, extendemos la pala lo más lejos posible del kayak, apoyándonos y presionando sobre el agua, haciendo una remada larga hacia atrás
o para adelante, a la vez que tiramos el peso de cuerpo para el lado contrario al que
se hunde, lo cual evitará que el kayak se de vuelta.
Cómo elegir el mejor momento para entrar o salir
Tanto para entrar y como para salir, hay que esperar las olas más bajas que
vienen después de las olas mas altas. Generalmente las olas vienen en una serie
de 6 o 7 y van aumentando progresivamente su tamaño, por tanto hay saber esperar y tener paciencia hasta que rompa la séptima: la última, más grande y poderosa, para arrancar con todo cuando comienza la nueva serie con olas más pequeñas. Entonces paleamos a toda potencia, cortando las olas de frente y aprovechando la succión del mar dada por la deriva que hay en ese momento.
También es importante tener en cuenta con que frecuencia y dirección vienen las
olas, en ese día y lugar, para no ser sorprendidos por choques de olas oblicuas
que se entrevaran, rompientes encimadas, o los choques entre las olas que llegan
y las que vuelven.
Cómo reingresar al kayak
Es posible que cuando estemos pescando o navegando cargados de pescados,
el kayak se nos de vuelta en una profundidad donde no hacemos pie, y lo primero
que tenemos que hacer es volver a darlo vuelta, para luego subirnos. Pero el peso
de todas las cosas que llevamos (a veces hasta 40 kilos de pescado, con otros kilos de
agua que le entran al tambucho, ancla de 2,500, cadena, paquete de soga mojada, 2 cañas
con reeles) hace difícil darlo vuelta. En esas condiciones, empujarlo desde abajo sin
hacer pie, no funciona. Para empezar podemos intentar darlo vuelta desde la popa,
tomándolo con una mano en la quilla y la otra en alguna saliente de la cubierta
o la manija del tambucho, haciéndolo girar con un fuerte envión en círculo
hacia arriba. Casi imposible es tratar de darlo vuelta desde la proa cuando está muy cargado. Si no podemos enderezarlo por el peso que lo lastra hacia abajo, entonces, tranquilamente nos subimos de panza sobre el casco ayudándonos y tomándonos con los dedos de los imbornales, hasta que por arriba tomemos el borde del lado contrario y luego tiramos todo nuestro peso dejándonos caer al agua para atrás,
lo cual hará que el kayak de un vuelco de campana por más pesado que esté. Conviene esta forma de darlo vuelta con nuestro propio peso, sin fatigarnos al
intentar darlo vuelta únicamente con la fuerza de nuestros brazos. Todo esto es
más fácil si el remo está atado al kayak, que en nuestra muñeca.
Luego para reingresar al kayak nos tomamos con las dos manos en el borde más
cercano, para luego pegar un fuerte envión con las piernas en el agua y levantarnos
con los brazos de golpe tirándonos de panza, arriba de la borda, cruzado en el kayak. Mediante un solo salto, hay que colocar el peso del cuerpo atravesado sobre la mitad
del kayak. Después girar boca abajo, hasta quedar a lo largo de la cubierta, y luego darse vuelta hasta ubicarse en la posición de sentado para palear.
Otra manera no tan conocida de subir al kayak en aguas profundas, es ponernos de
un lado, en la mitad del largo del kayak, pasando los brazos sobre la cubierta para sujetarnos fuerte de la banda opuesta. Luego con ayuda de nuestras piernas, nos ponemos en posición horizontal en el agua. Y en seguida, hacemos un solo
movimiento, tirando fuerte con los brazos y al mismo tiempo dando una patada
de rana, desplazándonos hacia adelante. De esta manera, nos deslizaremos horizontalmente con el pecho sobre la cubierta y quedaremos panza abajo y cruzados. Luego giramos con el cuerpo hasta quedar a lo largo… después nos
damos vuelta y finalmente tomamos la posición de sentados, remo en mano.
En caso de caer al agua hemos de evitar la hipotermia. Cuanto más tiempo estemos
en el agua, más rápido nos enfriaremos y cuanto más fría esté el agua, menos tiempo
de sobrevivencia tenemos. El schok por frío nos incapacita para respirar normalmente
y el ritmo respiratorio se descontrola, hay fatiga inmediata y nos pone en riesgo de ahogarnos repentinamente. Hay que tener en cuenta que el agua fría es la primer
causa de muerte en los kayakistas. Sino tenemos traje, medias y botas de neoprene, cuando el agua está a 6º, sólo tenemos 6 minutos antes de morir por hipotermia. Por
eso, dependiendo de las aguas donde vayamos a pescar, elegiremos el grosor del
neoprene, que puede ir desde 3 a 5 mm. Por eso la mayoría usamos estas prendas térmicas, lo mismo sabemos que tenemos que salir del agua lo antes posible. Es un
error nadar, o hacer movimientos en el agua, para intentar entrar en calor. Hay que evitar todo gasto de energía y flotar lo más quieto posible para no perder calor, hasta poder reingresar al kayak nuevamente.
No abandonemos el kayak, ni nos saquemos el salvavidas para nadar mejor.
El mar no siempre nos saca para afuera
Entre los que pescan en kayak hay una creencia peligrosa, que dice que: “Si estamos tomados del kayak, el mar siempre nos tira para afuera.” Una vez se levanto un viento
del N.E. fuertísimo (que en verano a la tarde es normal) y me llevaba paralelo a la costa,
la deriva era fuerte en la misma dirección, y las olas se inflaban y rompían para el mismo lado. Para colmo iba con el tambucho cargado al tope. Lo impresionante era
la velocidad de arrastre, que calculo sobrepasaba los 8 Km por hora. Yo esperaba que
a la larga el mar me llevara hacia la costa (aunque lejos de mi punto de salida) pero no, cada vez me llevaba un poco más adentro. Podría haber terminado en el faro Querandí, si un timonel-guardavidas que observaba de la costa, no se hubiera dado cuenta de la fuerza del arrastre y no hubiera salido con su semirígido en mi auxilio.
Ese día aprendí que: el fuerte viento y la deriva nos pueden arrastrar
mar adentro o paralelamente a la costa.
Cómo estabilizar el kayak cuando lo sobrecargamos
En el caso que seamos pesados, y que queramos cargar pescados hasta arriba en el tambucho, podemos poner 2 flota-flota o rollos flotadores de cada lado, de un metro sesenta y cinco centímetros como estabilizadores a los dos costados, pues cada uno sostiene 75 kilos de peso, o sea que así tendremos un soporte adicional de 300 kilos.
Los 4 flota-flota se pueden sostener fijos arriba de la línea de flotación de los laterales, atándolos con sogas elástica gruesas para reasegurarlos, que se pasan por los
imbornales. Ato los flotadores de manera que el de más abajo quede libre y no pegado al casco, para que quede como pollerita y aumente su acción estabilizadora.
Esto es parecido al diseño de cascos de kayak con sobresalientes laterales o
“Sponsons” que incrementan la estabilidad, cuando el kayak tiende a volcarse. Normalmente, los sponsons están por encima de la línea de flotación y se sumergen cuando el kayak se inclina por una de sus bandas. Cuando el kayak está en equilibrio
los sponsons quedan fuera del agua, disminuyendo la manga y mejorando así la velocidad y el planeo. Ver más detalle en http://www.pescaenkayak.com/foro/forum/forum_posts.asp?TID=3304

Cuidemos de reasegurar las sogas elásticas gruesas que unen por abajo (tipo cincha) los estabilizadores laterales (flota-flota) pues son las que más fuerza hacen. De este modo, aumentamos el ancho del kayak (la manga) de forma tal que si la nave rola, los flotadores se apoyan en el agua, y le impiden escorearse más. En nuestros kayak de pesca, el mayor peso recae desde el medio hacia la popa, por tanto, esa sección es la que hemos de asegurar con los flota-flota. Y esto es aún más necesario cuando pescamos sentados de costado con las piernas en el agua, porque al pelear con peces grandes con la caña, nos pueden hacer perder el equilibrio. Los peces de más de cuatro kilos nos sacuden, tironean fuerte y por un momento tenemos que aflojarle hilo para no que nos hagan perder la estabilidad; y los de más de ocho kilos, nos mueven la nave y nos ponen en riesgo darnos vuelta.
Cómo tener máxima potencia al remar
Si compramos un motor para navegar en lancha, tenemos que hacerle un mantenimiento semanal, porque si lo dejamos en el garaje, cuando lo queramos usar en el mar, por falta de un mantenimiento constante no funcionará correctamente, o nos dejará a la deriva en el momento que más lo necesitemos. Con el motor de nuestro kayak (brazos, pulmones y cuerpo) sucede lo mismo. Aunque si lo mantenemos en forma y a full, el beneficio será completo y no sólo para cuando salimos a navegar. El kayak ayuda a cambiar hábitos sedentarios y vicios que aumentan la corrosión y el desgaste del motor.
Para no perder la fuerza y capacidad respiratoria para remar en el kayak, seleccioné
una serie de ejercicios específicos para hacer a periódicos de manera que
no se necesiten las máquinas de un gimnasio, al que no siempre podemos acceder.
Con pesas de 2 kilos y aumentar su peso con la práctica y mayor capacidad muscular.
* Con los pies paralelos y abiertos a la distancia de los hombros. Brazos extendidos hacia delante (a la altura de los ojos) con las pesas, bajar y subir en 3 series de 15 o 20 (trabajo de hombros)
* Con los pies paralelos y abiertos a la distancia de los hombros. Fijando los brazos a los costados pegados a las costillas, flexionar los antebrazos hacia arriba y hacia abajo
en 3 series de 15 o 20 (trabajo de los bíceps contrayendo también los músculos del abdomen y los gluteos)
* Levantar extendiendo el brazo con la pesa, hacia arriba y bajarlo, primero de un lado después del otro. Bajar y subir en 3 series de 15 o 20 (trabajo de tríceps)
* Acostado con los pies paralelos y abiertos y las rodillas flexionadas, levantar los
brazos extendidos verticalmente con las pesas y bajar los brazos en cruz hasta la posición horizontal y luego volver a subirlos en 3 series de 15 o 20 (trabajo de los
pectorales)
Cómo aprender de las experiencias y errores ajenos
Nada enseña mejor que la práctica y experiencia en kayak, pero para aprender algo
más sobre cómo navegar y pescar, es conveniente leer las mejores y más completas enseñanzas que encontraremos en http://www.pescaenkayak.com/foro/ en la
sección Preguntas Frecuentes y en Todos los foros, en el que dice Foro General. También podemos ver videos en la web, pues hay imágenes que enseñan más que muchas palabras. Los sitios que podemos ver son, entre muchos otros: http://esp.kayakpaddling.net/?go
http://www.youtube.com/watch?v=Vf6O5EvXMSE&feature=player_embedded#
y allí ver: Técnicas sobre un Kayak ; y otros: kayak sit on top olas jajajaja ;
accidente en kayak juandominguez33 ;
http://mdqteam.mforos.com/1431940/9213145-curso-practico-de-como-no-salir-del-mar/
http://www.youtube.com/watch?v=0j2pD_TXFb8&feature=related
- Los artículos y gráficos que hice sobre el relieve costero de nuestras costas
de arena y sus accidentes más comunes (canales, bancos, canaletas, chupones,
ollas, costa a mar abierto sin banco) nos ayudan a movernos con mayor seguridad
cuando entramos y salimos del mar con el kayak. En este deporte, a la ignorancia
la pagamos corriendo peligros innecesarios.
Esta nota completa la podrás encontrar en la Revista Kayak y Aventuras de
Nº 9 con el título “Características del fondo marino en nuestras playas”
en la pág. 27 http://www.chanaaventuras.com.ar/revista/nueve

- Practicar la pesca nocturna con lámpara de minero y copo de acero, nos
asegura variedad y abundancia de carnadas frescas y gratis, para guardar en el
freezer ya preparadas en porciones justas para cada salida.
Estas notas completas las puedes encontrarlas en la Revista Kayak y Aventuras
números 7 y 8 con el título “Pesca Nocturna en el Mar” en la pág. 37, en
http://www.chanaaventuras.com.ar/revista/siete
A que temer, de que huir
Cuando entramos a más de 600 metros mar adentro, cada tanto nos encontramos
con nuevos compañeros. Focas, lobos marinos, elefantes marinos, albatros errantes
(las aves voladoras más grandes del mundo), petreles (que bajan y se acercan a
pedirnos pescaditos), escualos que nos rondan, delfines, orcas y ballenas. Algunos asustan por su tamaño. El 29 de octubre del 2009 de mañana, frente a Windy tuve
2 horas a mi lado una orca negra y blanca de 9 metros con una aleta superior tipo
vela negra de 1.80. Sacaba suavemente la cabeza fuera del agua mostrando todos
sus dientes como en el acuario. Y lo que me extrañó es que a pesar de su presencia,
lo mismo pude pescar entre otros peces, dos melgachos grandes, uno de 7 kilos y
otro de 5, los cuales no entraban en la cubierta ni en el tambucho. Por tanto los corté
y le tiré las cabezas, aletas, tripas y colas a la orca que se las devoró con delicados movimientos. Si se movía fuerte, era hombre al agua.
A mi regreso a la costa, la orca me acompañó hasta los 2 metros de profundidad y
luego siguió su viaje. Muchos se reunieron para ver este espectáculo desde la costa, estaban asustados y a la vuelta me decían que la “ballena asesina” prefiere los
animales de sangre caliente. No hay que hacerles caso. En estos mares no se ha registrado ningún ataque de orca a un hombre. Son animales curiosos, muy selectivos que buscan presas específicas. En cuanto a los lobos de mar, son molestos porque
nos ahuyentan los pescados, y están esperando que pesquemos algo para arrebatarlo antes de que llegue a nuestras manos. Si sabemos que por la zona, hay lobos marinos
no limpiemos lo que pescamos arriba del kayak, pues en minutos los tendremos al
lado pidiendo más pescado y si nos cambiamos de lugar nos seguirán acompañando, sacando la cabeza del agua y dando resoplidos. Y así habrá terminado nuestra
jornada de pesca. La única de la que debemos alejarnos lo más pronto posible es de
la ballena, y no ponernos en su camino, porque con sus movimientos gigantescos
en sus juegos, o usando su cola como una vela, sin darse cuenta puede causarnos
un accidente. También en el mar, en temporada alta, tenemos que huir y alejarnos
lo más posible de semirígidos, lanchas y motos de agua, porque con el estrépito
de sus motores, espantan a todos los peces de esa zona por un tiempo.
Posdata:
Si queremos aprender a pescar en kayak, lo mejor es que nos enseñe un pescador
de kayak que ya este baquiano en ese lugar que elegimos para ir pescar. En cada
nuevo lugar, tenemos que aprender de nuevo.

Basilio Agustín Benítez
Villa Gesell 7165
Chalet Edén: Alameda 203 nº 93 (y bosque reserva Gesell)
T.E.: 02255 45-3079
NEXTEL 54*543*1735 Celular 02255 15 48 54 88
EMail: bbenitez@gesell.com.ar
EMail: hermiprop@gesell.com.ar
Capital Federal Charcas 2735 9º A - Código 1425
T.E. : 011 4829-1550
www.hermiprop.com.ar

querespescar_admin
Admin

Mensajes : 178
Fecha de inscripción : 13/04/2011

Ver perfil de usuario http://www.querespescar.com.ar

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.